DEL GRAN CIRCO A LA CUMBRE. Después de un acto eleccionario, cuyas consecuencias hemos de analizar posteriormente, llegamos a una coyuntura particular enmarcada en la ...

DEL GRAN CIRCO A LA CUMBRE.

Después de un acto eleccionario, cuyas consecuencias hemos de analizar posteriormente, llegamos a una coyuntura particular enmarcada en la IV Cumbre de las Américas y en la Cumbre de los Pueblos, cuya principal característica la encontramos en el masivo rechazo a la visita del Emperador Georges W. Bush, el Hitler de nuestro siglo, como en el barajar de cartas alrededor del ALCA promovido por los Estados Unidos.
 
I - Después del Gran Circo
 
Ríos de tinta se han escrito sobre el escrutinio y su difusión, al igual que sobre un resultado electoral que, a luces vista, constituye la expresión acabada del recambio en la estructura pejotista dentro del poder.
 
Sin embargo, teniendo en cuenta los hechos acontecidos, podemos tener en claro que existió una clara puesta en escena de una victoria que no fue arrasadora, ni mucho menos, pero que encierra un claro mensaje del electorado: dieron vía libre a un kirchnerismo basado en la demagogia con la presencia agazapada de una derecha que amenaza con su regreso en el 2007.
 
Ahora bien, ¿esta elección constituyó un hito que separa dos etapas de la gestión kirchnerista? ¿constituyó un aviso para el resto del espectro político argentino?. Sin dudas, ha comenzado un proceso que, en apariencia, consolida al Frente de la Victoria como fuerza política más allá del clientelismo denunciado en la etapa preelectoral y del fuerte condicionamiento impuesto a la ciudadanía, mediante la ausencia de la clásica amnistía de los delitos electorales junto al recordatorio de la obligatoriedad del sufragio y de su influencia sobre la percepción de los planes sociales, lo cual contrarrestó la fuerte tendencia al ausentismo electoral que venía advirtiéndose desde diez días antes de la elección.
 
Con respecto al primer interrogante, podemos advertir el inicio de un ciclo que permitirá tener el control del Congreso Nacional al kirchnerismo para poder seguir sancionando las normas necesarias para la consolidación del modelo, con escasas alianzas en la Cámara de Diputados.
 
En tanto, con respecto al segundo, resulta una clara advertencia, tal como lo ha señalado el Diputado Carlos Tinnirello, habida cuenta que es la primera vez que la izquierda se queda sin representación parlamentaria desde 1983. Y esto es más importante de lo que se piensa, pues nuevamente el egoísmo dirigencial ha llevado a esta importante ausencia a nivel legislativo que, sin dudas, impedirá contrarrestar el avance del centro derecha, tanto en el Congreso Nacional como en las Legislaturas provinciales.
 
De todos modos, como conclusión provisional, podemos advertir que los equilibristas, trapecistas y payasos siguen perpetuándose en sus bancas mientras la ciudadanía sigue olvidando su rol. Evidentemente, todavía no se ha tomado conciencia de la importancia de participar activamente en la vida política del país mediante la conformación de nuevas fuerzas políticas o la construcción de nuevas alternativas superadoras frente al actual estado de cosas.
 
Así, ha cambiado de piel el escenario político y sin que se advierta la posibilidad de una oposición que pueda limitar la enorme concentración de poder que adquirió el kirchnerismo en estas elecciones y que permitirá, una vez más, continuar con su esquema para perpetuar la pobreza y la indigencia como para reprimir la protesta social.
 
II - Las Cumbres
 
A caballo del resultado electoral, el Gobierno Nacional puede exhibir un cierto respaldo del electorado que le permite tener un elevado grado de maniobra para seguir cumpliendo con las recetas del FMI y del BM en la práctica, como también seguir sosteniendo las relaciones "maduras" con los EE. UU. las que están más cercanas a lo carnal.
 
Por un lado, una cumbre oficial de Jefes de Estado en la cual se busca imponer el ALCA para destruir al MERCOSUR, en lo económico y a la Unión Sudamericana, en lo político como por otro, una cumbre destinada a la expresión de los pueblos que solamente será una mera declaración de deseos y un intento de controlar el repudio generalizado hacia las políticas neoliberales.
 
Militarización creciente de la ciudad de Mar del Plata y recrudecimiento de la protesta social son las circunstancias obligadas por ambos hechos, sumados a la presencia indeseada del genocida Georges Bush y que es rechazada por amplios sectores de la sociedad argentina mal que le pese al Canciller Bielsa y al Presidente Kirchner.
 
Sin embargo, no puede decirse que existe una articulación en el campo popular que permita un efectivo rechazo a la planificación y ejecución del continuismo neoliberal por el kirchnerismo. Se ha concentrado absolutamente todo en la presencia del Emperador filo nazista para olvidarnos que el poder político argentino también comulga con sus ideas en una forma más sutil, claro está...
 
Se rechaza a Bush pero nada se dice contra Kirchner, como si éste no tuviese responsabilidad alguna sobre la pavorosa realidad social económica y social de la Argentina y esto es realmente grave, porque ello constituye un desdibujamiento de la conciencia bastante peligroso pues impide hacer frente a la actual coyuntura por parte del campo popular.
 
III - Una breve conclusión
 
Elecciones y cumbres están enlazadas firmemente por la necesidad de las élites políticas y económicas, tanto argentinas como latinoamericanas, de perpetuar al neoliberalismo en función de sus propios intereses mediante la búsqueda del control social creciente a través de los testaferros políticos desde Uribe Vélez, en Colombia, pasando por Toledo, en Perú, y llegando a Kirchner con la salvedad de un Hugo Chávez Frías, cuyo liderazgo sigue creciendo con el correr del tiempo, como el nuevo Fidel de este siglo...
 
Del gran circo a la cumbre, todas las cartas están echadas pero la ciudadanía debe poner las barbas en remojo, al igual que la clase política, porque se trata de elegir un nuevo proyecto de país y de continente: o somos libres y soberanos, o seguimos siendo el furgón de cola para los intereses del Imperio...
 
Prof. Juan Carlos Sánchez
Cs. Jurídicas, Políticas y Sociales
(I.S.P. "Dr. Joaquín V. González")