El dolor de ya no ser

nuestra-historia-termino-con-puntos-suspensivos

Me jubilé y esperaba alguna despedida en alguno de los dos colegios en los cuales he trabajado durante mi vida docente. De uno, ya lo descartaba porque la mayoría de las y los colegas ya se habían jubilado hace rato y de otro, donde cursé mis estudios medios, mi querido "Hipólito Vieytes" tenía la ilusión de compartir un fin de año diferente con el clásico homenaje a las y los que dejaron paso a las futuras generaciones.

Pero se olvidaron de mí. Es cierto que también me estaba fugando, como producto de mis dolencias físicas y psíquicas, pero ello no justifica que ni siquiera me hayan llamado o convocado a la fiesta de fin de año. También lo es el hecho que muchas y muchos se fueron yendo, mientras seguía cultivando mi perfil bajo. Le tengo poco afecto al chusmerío, por eso siempre me alejé de la sala de profesores.

Por supuesto, que me invadió la rabia, la bronca y la indignación ante este olvido. Hace rato que ya perdí la paciencia, pero me mató la indiferencia con la cual me encontré. La presentía, pero no quería darme cuenta.

Y me afloraron las preguntas: ¿Será que no integré alguna "cofradía"? ¿Habrá sido porque pienso distinto de muchas y muchos de los que hoy están en el colegio? ¿Será porque siempre estuve del lado de la memoria, la verdad y la justicia en el medio de la herencia pesada que aún reina en el Vieytes?.

No tengo muchas respuestas. Tal vez, alguna certeza. La que me indica que hice bien las cosas. Siempre fuí, y seré, políticamente incorrecto. Me quedan pocas y pocos amigos entre quienes hoy están en el colegio. Algunas y algunos ya no están. Pero la rabia y la indiferencia continúan en mí.

No importa. Como dicen las y los pibes, ya fué... Pero la bronca queda. Ya, a un año de jubilado, nada puedo esperar. Otra foto menos en la cual no voy a estar, pero me hubiese gustado compartir una noche de recuerdos más allá de pensar distinto con quienes compartí pasillos y aulas.

Nunca me interesaron los honores. Menos aún, ahora... Nunca quise crecer como directivo, porque no sirvo para botón, vigilante o yuta. Si mi salud fuese otra, hubiese seguido dando clase y charlar con las y los estudiantes. Pero no pudo ser.

Pero me quedó el sabor amargo del dolor de ya no ser...

Columna del 23/12/17 en Contrapuntos (FM Nostalgia)

GNA - LID

Foto: Gentileza La Izquierda Diario

Nos enfrentamos a un monstruo grande que pisa fuerte

Les dejo la última columna del 2017 para el programa Contrapuntos, que se emite por FM Nostalgia y que conduce Andrés Sarlengo, con otro análisis de la coyuntura y una apelación a pensar en la necesidad de la unión para la lucha.


Columna del 25/11/17 en Contrapuntos (FM Nostalgia - Venado Tuerto)

triunvirato-cgt

¿Cuál es el rol de los sindicalistas en esta reforma laboral?

Mi análisis de la coyuntura sindical y laboral al 25/11/17 en el programa conducido por Andrés Sarlengo.


Columna del 11/11/2017 en Contrapuntos (FM Nostalgia - Venado Tuerto)

pobreza-y-corrupcion

Entre la corrupción y el odio de clases

Mi columna analizando la coyuntura al 11 de noviembre del corriente año, en el programa conducido por Andrés Sarlengo.


Catarsis

Catarsis

Hace ya poco más de cinco meses desde que mi madre sufriera un ACV, cambiando mi vida de un día para el otro. No fue fácil el desafío de atenderla -y continuando haciéndolo- aunque ya llegó el alivio con su recuperación parcial.

Mucho esfuerzo. Mucha paciencia -la que no tengo precisamente- para afrontar semejante golpe de la vida. Algunas y algunos arrimaron el bochín de la solidaridad en unos cuantos momentos. Fue sentir una brisa de aire fresco frente al marasmo que vivía.

Pero este tropezón me hizo descuidar mi faceta periodística, aunque gané experiencias vitales que me servirán para el futuro. Dicen que no hay mal que dure 100 años y en eso estoy, a pesar de los inconvenientes que supone una mamá de 82 años que sigue peleando todas y cada una de las circunstancias que la ponen a prueba.

No obstante, pude conocer a quienes son amigos / as a la hora que se precisa. Fueron pocos, pero fieles. Y con eso me basta. Porque no se trata de un mensajito a través de las redes sociales sino también de poner el cuerpo.

La solidaridad contribuyó a solucionar problemas que, por momentos, parecían insolubles. Y eso vale mucho a la hora de evaluar con quienes contar a la hora de la verdad. Sé que muchas y muchos no pudieron o no supieron como acompañarme. Lo comprendo y no me estoy quejando. Pero tal vez hubiese querido estar con muchos más que me abracen y comprendan.

Estamos de vuelta. De a poco. Sigo vivo a pesar del clima de odio que inunda nuestro país. Sé que la lucha tiene esas cosas agridulces. De eso, con seguridad, seguiremos hablando en otra oportunidad...

Entrevista al Prof. Juan Carlos Sánchez, por Alfredo Grande (Sueños Posibles - La Retaguardia)

Profe - Despedida

Durante el programa Nº 337 de Sueños Posibles que conduce Alfredo Grande, emitido el 25/09/17 por La Retaguardia, expliqué las causas por las cuales dejé de conducir el programa Incluyendo, que se emitía por Barricada TV, emisora de la cual me desvinculé en su totalidad, durante la entrevista que me realizara el conductor del mencionado programa radial.

“Incluyendo: La discapacidad que no fue invitada” fue el título de esta nota que revela hasta que punto la discapacidad es prioridad en un medio alternativo -y mejor ni pensar en aquellos que son comerciales- para dar cuenta de una realidad que hoy afecta a los medios que dicen la verdad a través de Internet a través de una mirada propagandística antes que periodística.

Programa completo - Click AQUÍ.


Marché contra la represión de Macri y los gobernadores…

Profe - Cabecera EMVJ - 23 - 05 - 17

Foto: Jorgelina Araceli Méndez

Durante la última plenaria del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia se aprobó que las personas con discapacidad marchen adelante de la cabecera. Una prueba es la imagen que ilustra esta nota. Y no fue la única foto que me sacaron durante la marcha del pasado 23 del corriente. No vivo de las fotos, pero sirven como evidencia de una lucha compartida. No obstante, estuve solo porque no hubo tiempo de convocar a otras y otros integrantes del colectivo. Pero me sentí acompañado por las compañeras Diana Gallardo, Paula Fojo, Karina Díaz y Jorgelina Araceli Méndez. ¡ Pavada de custodia tenía !.

Risas, charlas, abrazos. Y en el medio de ello, gritamos fuerte contra la represión que estamos viviendo las y los luchadores. Todas y todos. La de los pibes de la Escuela Normal Antonio Mentruyt y de la Escuela Media Nº 1 de Berisso. O la de los del Mariano Acosta y del Mariano Moreno. Eso me enerva. Son pibes y no me olvido que fuí docente.

Dejamos la huella al comienzo contra Gildo Insfrán, el etnocida que sigue arrasando contra los wichis y en particular, contra Agustín Santillán; luego, al avanzar la marcha paramos en Tribunales para repudiar el 2 x 1 de los ministros de la Corte Highton de Nolasco, Rosatti y Rosenkrantz; éstos últimos, nombrados con el voto del kirchnerismo y del GEN. Llegamos a la plaza con una columna de poco más de 12 cuadras.

La lectura del pronunciamiento del Encuentro, a cargo de Gabriela Vargas y del Sueco Lordkipanidse, nos emocionó a todas y todos los que allí estuvimos. Y de vuelta, los abrazos y las risas nos invadieron, dando a entender que la misión había sido cumplida. Comenzó una Campaña Nacional que debe continuar para dejar en claro nuestro repudio al accionar macrista, sin olvidarnos que el kirchnerismo le dejó la artillería jurídica en bandeja para seguir la escalada represiva y judicial.

Marché feliz. Atrás quedó la bronca del NO del Partido Obrero antes de la marcha del pasado 24 de marzo. Había ganado una batalla. Pero faltan más. Y ojalá que otras organizaciones políticas, sociales, estudiantiles y de Derechos Humanos imiten el ejemplo del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia: las personas con discapacidad adelante de la cabecera. Tal vez sea la oportunidad de romper la invisibilidad promovida por la sociedad y el Estado.

Si soy honesto, todavía no lo puedo creer. Pero es una realidad tangible. Ahora, vamos adelante y no es poca cosa en los tiempos que corren…