Luciano Arruga: Un sentimiento que no puede parar En un par de horas, estaré en la Plaza Luciano Arruga y antes de salir, fluyen las emociones y ese sentir tan especial para este día. No lo...

Luciano Arruga: Un sentimiento que no puede parar

luciano arruga - colegio

En un par de horas, estaré en la Plaza Luciano Arruga y antes de salir, fluyen las emociones y ese sentir tan especial para este día. No lo puedo evitar. Como he dicho más de una vez, y su hermana Vanesa lo sabe, podría haber sido un estudiante más en el colegio secundario de Flores donde daba clases.

Haberlo encontrado no significa dejar la lucha, sino redoblarla. Como han manifestado sus Familiares y Amigos en su agradecimiento público, acompañando sus sensaciones y vivencias como también la del resto de los familiares de las y los jóvenes asesinados por la represión estatal o desaparecidos por los mismos de siempre. Pero también aportando experiencias para que la lucha sea una sola. Y no me voy a cansar de decirlo: el enemigo es uno solo y se llama capitalismo.

Desde aquel 17 de octubre, no sólo ha cambiado Vanesa, como lo reconoció en el reportaje publicado en La Retaguardia. Creo que todas y todos hemos mutado de alguna forma. Las lágrimas son el síntoma de lo que acontece por dentro del alma. Nada más. Pero la verdad está en nuestro interior. El que nos empuja a seguir batallando por la memoria, la verdad y la justicia.

Luciano, joven, negro y villero, fue el disparador para comenzar a dar cuenta de lo que acontecía con las y los pibes de los barrios. Vanesa, su hermana y Mónica, su madre, los ejemplos para seguir la lucha en las condiciones tan desfavorables como ocurre en el medio de la pobreza.

Y hoy voy a estar y acompañar a todas y todos esos familiares que continúan esa lucha que parece inacabable. Más aún, en tiempos de derecha desembozada y de represión contante y sonante.

Pero prefiero recordar a ese pibe villero como la de un estudiante que se negó a robar para la policía. Y también a aquellos jóvenes con discapacidad que fueron asesinados por las balas policiales o burdamente encarcelados para justificar el esclarecimiento de un delito. No puedo omitir esto. A ese nivel llega la invisibilidad del colectivo de las personas con discapacidad. Pocos o muchos, no importa, pero también fueron alcanzados por las fuerzas represivas.

Me espera un largo viaje. La mochila ya está bastante liviana. Y quienes quieran ir, desde la Ciudad (casi) Autónoma de Buenos Aires, pueden tomar los colectivos 113 (todos los ramales) y 185 (Cartel Rojo), y desde nuestro olvidado conurbano bonaerense con los colectivos 284, Ramal Altos de Castillo y 378, Ramal por San Martín.

La cita es en Perú y Necochea, Lomas del Mirador. Y por si alguno se pierde, les dejo el mapita...

Mapa Plaza LA

Clickear para ampliar la imagen