SOÑAR... Soñar es volar como un pájaro, libre y sin tiempo, prisa o mera pausa, para contemplar el paisaje entero, el q...

SOÑAR...





















Soñar es volar como un pájaro,
libre y sin tiempo, prisa o mera pausa,
para contemplar el paisaje entero,
el que corresponde a ese interior impelente que no cesa...

Es como una nube blanca, de blanco puro,
que revela su íntima pureza aún con el viento que acosa,
que la lleva por el horizonte celeste y sin apuro
para mostrarnos su grandeza en poca cosa.

Es como ese viento plácido, como susurro,
que mueve la arboleda de primavera, sin prisa,
para dejarnos su belleza aún en lo impuro
y decirnos de su vida en lo invisible y que nos apresa.

Es pájaro, es nube y es viento, en el alma y en lo oscuro,
porque nos desata en el sentir que nos acusa,
en el vivir que nos toca en lo profundo, en lo duro,
y en nuestro impulso, que nos lleva a la locura sin pausa.

05/11/05