LLEGAS, PERO NO OLVIDAMOS... Has llegado y nuestra tierra llora y grita hasta el cansancio, recordando la sangre derramada aquí y aho...

LLEGAS, PERO NO OLVIDAMOS...

























Has llegado y nuestra tierra llora
y grita hasta el cansancio,
recordando la sangre derramada aquí y ahora,
en Irak, en Afganistán y en Nueva Orleáns, por ese vicio.

El mismo que te lleva a olvidar lo humano, ahora,
para sentirte el dueño de nuestra vida y estar a tu servicio
pero los pueblos no olvidan en esta particular hora
esa ansia asesina que te lleva sin desperdicio.

Como el águila, buscas a tu presa que siempre espera,
siempre está lista para tu vuelo rancio,
para ser cazada en ese instante que desespera
pero te olvidas que ella ha despertado de su sueño vacío...

El vicio de matar y dominar, en tu voluntad, impera
pero estamos de pié, dispuestos al sacrificio,
por un mundo mejor y sin tanta espera,
para construirlo y acabar con tu vuelo y tu maleficio...

No olvidamos, no perdonamos tu insolente sombra
sobre nuestros sueños e ilusiones, para tu simple beneficio,
para apaciguar tu sed de dominio que te alumbra
pero estamos vivos y eso acabará con tu vuelo sucio...

04/11/05