Voto implicado Pasaron las PASO y hace ya una semana tuvieron lugar las elecciones presidenciales, luego de una campaña de marketing con puros slogans en ...

Voto implicado

Gerentes Derecha

Pasaron las PASO y hace ya una semana tuvieron lugar las elecciones presidenciales, luego de una campaña de marketing con puros slogans en lugar de propuestas. Por supuesto, tal como explicaba en el programa especial de Incluyendo, acerca de la discapacidad no se ha escuchado algo por parte de las y los candidatos de derecha e izquierda, con o sin algún tipo de discapacidad.

No sé si tengo el "privilegio" o la "suerte" de ser uno de los pocos que escribo sobre esta condición que tengo desde hace más de 40 años; primero, con una hipoacusia unilateral y luego, transformada en bilateral, como también sostener mis convicciones a lo largo de mi vida. Y puedo asegurarles que no es fácil, porque nunca corrí detrás de un puntero para hacer valer mis derechos y siempre tuve que luchar por ellos.

Tampoco estoy afiliado a ningún partido político o sindicato. Justamente, para poder escribir con libertad y no estar sometido a mandato alguno. Pero siempre fuí de izquierda y mi ídolo es el Che. Es la razón por la cual siempre he insistido en la necesidad de una izquierda unida para enfrentar a una derecha que avanza a paso redoblado y que vuelve a la carga para satisfacer las necesidades del Imperio como también hacer buenos negocios.

En esta primera vuelta, no tuve otra opción, lógica por cierto, que votar por el FIT a pesar del desaire al Che Guevara en un artículo de La Izquierda Diario (1). Ver a toda una derecha con tres hijos de Menem era demasiado para mi pensamiento crítico, porque no puedo olvidarme de los 30.000 compañeros detenidos - desaparecidos; de la entrega de nuestros recursos naturales, también llamados bienes comunes, a la Barrick Gold, Chevron y Monsanto para un modelo extractivista que da lugar a la exclusión sistemática de campesinos y pueblos originarios, y que lleva a la discapacidad a miles de personas a través de las fumigaciones o el agua cianurada en Jáchal, y de un pasado común con la dictadura cívico - militar que no puede desdeñarse.

Y tengo que cumplir con el deber del sufragio por mi propio trabajo como docente, aunque ya no ejerza y me encuentre en tareas pasivas por mi precaria salud. Si ya estuviera jubilado, tal vez, otro sería el cantar porque me resulta insoportable una democracia que nos deja con hambre, no nos cura y no nos educa.

Pero se viene la revancha. Macri y Scioli, Scioli y Macri. Los dos aman la dictadura. Sobran sus declaraciones públicas en defensa de los genocidas de 1976. San Google provee y me remito a ello. Las redes sociales también.

Muchas y muchos piensan que son diferentes. Que hay matices. Es posible que así sea. Pero basta ver la administración que ambos realizaron en donde actualmente gobiernan para darnos cuenta de lo que se viene. Y sin olvidarnos que el ex motonauta puede llegar a traicionar al kirchnerismo, como el extinto Néstor Kirchner hizo con Duhalde, para cumplir con sus promesas al empresariado durante el coloquio de IDEA.

En realidad, son dos gotas de agua. No hay dos proyectos. Existe uno solo, el del modelo extractivo y agroexportador. Volvimos al siglo XIX y parece que no nos damos cuenta. La línea Alberdi, Roca, Videla, Martínez de Hoz, Menem, Duhalde y Kirchner va en el camino imperialista. Ni hablar de una política plena de integración latinoamericana o de una que lleve a la generación de empleo genuino. Si el kirchnerismo construyó parches durante 12 años, si gana el macrismo los quitará.

La democracia está en una crisis de representación y de representatividad. La tercera fuerza fueron los ausentes, los votos en blanco, nulos, impugnados y recurridos. Y no es un dato menor. Ya sabemos quienes votaron a la derecha: los integrantes de la patria contratista, de la patria sojera y de la patria megaminera junto a banqueros y empresarios que quieren volver a la rentabilidad de los ' 90.

Cualquiera que gane, será el gerente que administrará el ajuste, la represión y la pauperización a pasos agigantados. Y me acuerdo del Che, quien afirmó que "el capitalismo es el genocida más respetado del mundo" y quien me llama a "temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo" y a ser capaz "de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo" porque "es la cualidad más linda del revolucionario".

Y como actúo, como digo y pienso, rompiendo los mandatos y esquivando las culpas que nos quieren imponer no queda otra opción que el voto en blanco. Algunos me dicen que voy a sufrir. Bueno, pues, ya estoy sufriendo porque ni jubilarme me dejan... Claro, ahora las personas con discapacidad son descartables. Pero ese tema da para largo y necesita otra parrafada como esta...


NOTAS:

(1) Las concepciones guevaristas, de Facundo Aguirre - La Izquierda Diario Ver en: http://www.laizquierdadiario.com/Las-concepciones-guevaristas