Un Alymento para tomar conciencia Recibí la invitación para ver esta obra de teatro en IMPA. La acepté sin dudarlo un segundo. Quienes me conocen hace años saben que soy bic...

Un Alymento para tomar conciencia

Alyemento 2014

Recibí la invitación para ver esta obra de teatro en IMPA. La acepté sin dudarlo un segundo. Quienes me conocen hace años saben que soy bicho de teatro. Hasta hace algunos años, tenía el “vicio” de ir a ver dos o tres obras por fin de semana. Pero los años pasan y el cuerpo responde de otra manera aunque, de vez en cuando, me corro a ver alguna obra teatral.

Se trata de Alymento, escrita por Javier Luis Fernández, quien la codirige con Patricia Portaluppi, una obra que destila una feroz crítica al capitalismo a través de una fábrica sintética de alimentos. Tal vez dicha elaboración no sea muy lejana en el tiempo, si se continúa destruyendo nuestro planeta.

No voy a hacer aquí la crítica de la obra. Quienes quieran leerla pueden visitar Gacetillas Argentinas, en donde tendrán una visión más amplia que la realizada en este blog.

Recreada en una fábrica recuperada, puede sentirse el olor a trabajo en franca cooperación y conocer la obra del Centro Cultural IMPA. Y vale la pena recorrer sus pasillos en algún momento o prenderse en alguna de sus actividades que amalgaman trabajo, educación y cultura.

Este viernes será la última función de la segunda temporada que hacen en la fábrica recuperada que aún lucha por esa ley de expropiación tan necesaria como urgente. Y seguramente será una excelente ocasión para ver ese teatro tan particular que nos conmueve y que nos lleva a saber que la tragedia puede estar a la vuelta de la esquina en el medio de la explotación del hombre por sus congéneres.

Es posible que perciban lo mismo que quien esto escribe. Indignación. Rabia. Y más ganas de luchar para terminar con este sistema que lleva al exterminio a millones de personas. Pero también les permitirá tomar conciencia de nuestro presente y avizorar un futuro demasiado cercano.

La cita es este viernes a las 23.00 hs. en IMPA, con entrada por Querandíes 4290 de la Ciudad de Buenos Aires. Y los invito a verla, a sentirla y a emocionarse. No es poca cosa en los tiempos que corren.