Rosario duele... Desierto urbano con jóvenes ensangrentados, de la mano de azules uniformes o mano negra de vecinos alterados, se ha convertido esa ciudad q...

Rosario duele...

Rosario duele

Desierto urbano con jóvenes ensangrentados,
de la mano de azules uniformes
o mano negra de vecinos alterados,
se ha convertido esa ciudad que tuvo hombres firmes.

Jere, Mono y Patom asesinados
por esa furia de intereses enormes,
en donde muchos están prendidos
ya sean canas o simples políticos del mes.

David ya no está, por ese huracán de brazos osados,
pero nadie se hace responsable, aún disconformes,
porque piensan que los pibes son maleducados
y olvidan que eso, tan sólo, son baratos chismes.

Rosario duele con sus barrios pobres olvidados
y sus jóvenes esperan que no los embromes,
con sus ojos apenados,
mientras siguen marchando contra todas y todos los pusilánimes.