También Lucharon: El prólogo Es simplemente el preludio de lo que estoy investigando y escribiendo. Pero en este día tan particular no puedo dejar pasar la ocasión ...

También Lucharon: El prólogo

También Lucharon

Es simplemente el preludio de lo que estoy investigando y escribiendo. Pero en este día tan particular no puedo dejar pasar la ocasión para compartirlo con ustedes...

Prólogo

Ríos de tinta se han escrito sobre la década de los ‘ 60 y ‘ 70. Algunos pocos se refirieron a las personas con discapacidad. Sin embargo, quienes fueron secuestrados, torturados y asesinados por el Terrorismo de Estado quedaron sumergidos en el olvido al igual que sus militancias.

Hablar de militancia y discapacidad es rescatar una historia que pocas y pocos conocen. No obstante, partiremos de algunos antecedentes históricos que nos sirvan para comprender la lucha que llevaron a cabo en décadas posteriores y las causas por las cuales hoy está estancada, gracias al divide y reinarás impuesto desde 1976.

El concepto de militancia, al igual que el de discapacidad, ha sufrido muchos cambios a través del tiempo. Por dicha razón, vamos a contextualizarlo e iremos viendo una película que algunas y algunos vimos pero con protagonistas muy particulares.

La principal se dio, en el peronismo, a través del Frente de Lisiados Peronistas pero otras y otros estuvieron en los asentamientos y en las villas junto con los militantes de Cristianos para la Liberación. Y hubo quienes se asomaron a la lucha armada, aunque no son tan conocidos.

Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Mar del Plata fueron algunos de los lugares en donde vivieron y militaron.

Pero tampoco podemos olvidar la relación con el capitalismo y el socialismo, porque son diferentes miradas con respecto a lo discapacitante. Para el primero, el colectivo es un sobrante que debe ser desechado y para el segundo, constituye una fuerza que debe ser incluida de acuerdo a sus capacidades.

Este entramado histórico, político y social es el que vamos a tratar de ilustrar, de mirar con otros lentes a 40 años del golpe del ‘ 76. Y también vamos a echar luz sobre aquellos que la justicia aún no los reconoce en las causas por delitos de lesa humanidad.

De esta forma, habremos contribuido a sacarlos de la oscuridad en la cual están desde hace años. Nadie se acuerda de ellas y de ellos. Y nadie mejor que una persona con discapacidad para dar cuenta de su ejemplo que toma como guía para su propia lucha que, aún no siendo compartida, sigue adelante a pesar de las garras imperiales y del capital que, por supuesto, no perdonan esa osadía de desafiarlas…