Te queríamos vivo… No lo esperábamos. O tal vez, sí. A medida que pasaban los meses y los años, renovábamos las esperanzas de encontrarte. Para que tu madre l...

Te queríamos vivo…

Luciano Arruga - Ojos negros

No lo esperábamos. O tal vez, sí. A medida que pasaban los meses y los años, renovábamos las esperanzas de encontrarte. Para que tu madre llorara de alegría y tu hermana riera con tus chistes. Pero no pudo ser.

Queríamos que regresaras a ser un pibe más del barrio 12 de Octubre. Que siguieras alentando a tu River Plate. Que terminaras de aprender a tocar la guitarra para compartir sueños en horas interminables. Pero no pudo ser.

Queríamos que conocieras esa plaza que hoy lleva tu nombre. Donde el año pasado, tu madre leyó esa carta para vos. Esos cuatro tréboles que han sido arrancados por la maldita impunidad. Pero no pudo ser.

Queríamos que estuvieras con nosotros para seguir la lucha contra la maldita policía. Ya no importa la provincia, son todas iguales. Ayer fue la Bonaerense; hoy, la Santafesina. Pero no pudo ser.

Pero te queríamos vivo. Para ser y estar. Para compartir un mate. Para continuar buscando el camino hacia una sociedad más justa. Y terminar con la dictadura del capital.

Te queríamos vivo. Y eso es lo que cuenta. Pero no importa. Sigues entre nosotros. Y lo seguirás estando. Ahora, con espacio propio para que otras y otros pibes puedan soñar y tocar la guitarra como tanto te gustaba...