Un pequeño adelanto... Apenas son las tapas que he diseñado para dos de mis futuros libros, los cuales van madurando poco a poco como el buen vino. Por supuesto...

Un pequeño adelanto...

También Lucharon

Nociones Discapacidad

Apenas son las tapas que he diseñado para dos de mis futuros libros, los cuales van madurando poco a poco como el buen vino. Por supuesto, sin contar con un texto simple que verá la luz en los próximos meses destinado a la orientación de las personas con discapacidad y sus familias en nuestro país sobre los trámites, picardías y otras experiencias que solemos transitar durante nuestras vidas.

El primero, “También lucharon”, será un recorrido histórico para tener en cuenta la lucha del Frente de Lisiados Peronistas y otras y otros militantes que supieron poner el cuerpo en la década de los ‘ 70, pero también un análisis de la coyuntura de ese entonces en términos políticos y económicos vistos desde una persona con discapacidad como quien esto escribe, mientras que el segundo, “Nociones de discapacidad”, será una ampliación del texto que les comentara anteriormente que será destinado a estudiantes, docentes, militantes y todo aquel que quiera y sienta saber sobre lo que le pasa a quienes adquieren algún tipo de discapacidad. Serán palabras simples para conceptos complejos en ambos. Tal vez, alguna parrafada científica se me va a escapar pero basta con preguntarle a este servidor.

En el horno, quedan mis memorias sobre mis años de docente en la escuela media pues ellas verán la luz, cuando obtenga la jubilación. Por ahora, resulta inconveniente dar a conocer algunas cosas. Instinto de supervivencia que le dicen... Experiencias, vivencias y trucos de un docente con discapacidad que, no tengo dudas, serán bienvenidos para quienes se atrevan a dar clase en la escuela común. Y por último, quedan mis poesías de hace más de 30 años, pues falta la transcripción y selección temática de cada una de ellas. La enorme variedad hace imposible titular el libro. Pueden ser uno, dos o tres. No lo sé.

Por todo esto, va a bajar el ritmo de mi actividad periodística en Gacetillas Argentinas. No me queda otra opción que redistribuir el tiempo para lograrlo. Van a ser ediciones de autor porque sabemos que este tipo de publicaciones no le interesa a ninguna editorial y todas quieren cobrar la impresión. Veremos como verán la luz a medida que se vayan escribiendo y terminando.

Prefiero aprovechar mis pocas o muchas neuronas en dejar algo para todas y todos. Que sea útil y, a la vez, se constituya en testimonio vivo de la lucha para los que están y por los que vendrán. Será otro acto revolucionario, como bien afirma el compañero y amigo Alfredo Grande. Y de eso no me quedan dudas...