De Raymundo a Incluyendo Han pasado 40 años del secuestro y desaparición de Raymundo Gleyzer, pero su filmografía sigue tan vigente que resulta indispensable volver...

De Raymundo a Incluyendo

RG - INCL

Han pasado 40 años del secuestro y desaparición de Raymundo Gleyzer, pero su filmografía sigue tan vigente que resulta indispensable volver a verla para comprender nuestro pasado en la Argentina y Latinoamérica. Tanto es así, que el pasado 27 de mayo estuvo el Cine Gaumont a pleno. En la Sala 1 no cabía un alfiler. Se hizo larga la jornada, pero muchas y muchos le huyeron al debate tan anunciado. Hubiese sido el mejor momento de ese homenaje para el cual se unieron todas las asociaciones de documentalistas.

Pero no extraña que ello haya sido así. Porque hubiese estallado una polémica en la cual no terminaríamos nunca pues, como bien sabemos, el cineasta desaparecido no era peronista. Y se descubriría el intento de distorsionar la historia, por parte de un kirchnerismo que financió el libro "Compañero Raymundo" y la restauración de sus películas a través del INCAA, para darle una identidad política e ideológica que no tenía como han hecho con otras cuestiones históricas en el afán de construir una nueva "historia oficial". Vale decir, un mitrismo a lo Kirchner.

Así como Rodolfo Walsh me ha enseñado, a través de su obra, como escribir mis notas; Raymundo lo hizo en materia audiovisual. Puedo afirmar que fue la musa inspiradora para intentar hacer un programa de televisión sobre una temática tan compleja como la discapacidad. Incluyendo intenta, salvando las distancias, documentar la realidad que vive un colectivo integrado por más de 7.000.000 de personas y cuya gran mayoría se encuentra sin trabajo. Ello, sin contar las deficientes prestaciones socio - sanitarias que reciben y el olvido hacia las personas con discapacidad mental.

Cuando comencé a pensar el programa, tuve que buscar una referencia. ¿Qué era lo quería mostrar y cómo hacerlo?. En lo político e ideológico, merodeaban Marx, Lenin y el Che. Pero en lo audiovisual me quedaba responder una vieja pregunta: ¿Qué hacer?. Costó un año esa búsqueda para un programa televisivo destinado a las personas con discapacidad y sus familias. De a poco, iban surgiendo ideas, problemáticas y formatos para llevarlo a la pantalla chica.

Recuerdo que Natalia Vinelli me decía que "la entrevista es lo que garpa". En parte, debo reconocer que es cierto. No obstante, algunos de los informes comenzaron a tomar forma para mostrar al colectivo en su propia salsa. Pero todavía falta y mucho...

Pero no tengo dudas que Raymundo me sigue iluminando. Por él, llegué a pensar -aunque sea un poco- en lo audiovisual. Para lo técnico, debo reconocer que soy bastante bruto y burdo. Lo que me brota de mi mente trato de intentar pasarlo a un lenguaje tan complejo como el video, más allá de mis explicaciones ante las cámaras.

Y me deja picando varios desafíos que tengo que seguir pensando para llevarlos a la práctica, junto a las y los compañeros de Barricada TV. Sé que no será fácil, pero tampoco es imposible. Falta un Cine para la Discapacidad. Así como se creó el Cine de la Base, habrá que seguir grabando para vivir mejor, para que esas y esos niños, jóvenes y adultos tengan la oportunidad de mostrar sus vidas.

De Raymundo a Incluyendo, todavía me queda mucho por hacer. Solamente espero que mi cuerpo y mi mente me sigan acompañando para continuar transformando una realidad que, en estos tiempos, se está oscureciendo demasiado...