Una noche distinta en el Vieytes El pasado 31 de octubre tuvo lugar la Noche de los Museos y uno de los lugares para visitar fue el Museo de la Escuela de Comercio Nº 3 &qu...

Una noche distinta en el Vieytes

Museo Vieytes 01

El pasado 31 de octubre tuvo lugar la Noche de los Museos y uno de los lugares para visitar fue el Museo de la Escuela de Comercio Nº 3 "Hipólito Vieytes", cuyas alternativas fueron transmitidas por Vieytes Radio (www.radiovieytes.listen2myradio.com), que contó con una notable afluencia de público.

Si bien los lugares del barrio de Caballito ofrecieron excelentes alternativas, la gran novedad estaba en ese colegio que supo albergar a las y los pibes de la clase media caballitense durante los años ' 60 y ' 70. Fue la apertura de una institución educativa hacia las y los vecinos para dar a conocer su historia y recrearse con las numerosas actividades que se realizaron hasta las 3 de la mañana.

Museo Vieytes 04

Ciencias, literatura, cine, teatro, magia y música se combinaron para enmarcar a otro Vieytes. Docentes que iban y venían, junto con estudiantes que colaboraron durante toda la noche, eran quienes guiaban una actividad notable para una escuela pública. Porque eso es lo importante: lo público para todas y todos.

Museo Vieytes 02

El museo, ubicado en parte de lo que era la biblioteca de la escuela, llamó la atención de chicos y grandes. Fotos, banderas, vitrinas y viejos recuerdos invitaban al ¿te acordás cuándo...? de ex estudiantes; algunos de ellos, ya con su familia y otros, buscando ese momento olvidado en el baúl del alma.

Museo Vieytes 03

No llegamos al cierre. Pero no nos quedan dudas que la alegría se apoderó de ese patio con la actuación de la murga "Los Impresentables de Flores". Algo que es indispensable para seguir viviendo y recordando.

Se acabó el invierno, hace años, para que vuelva a renacer esa primavera en una escuela pública donde todas y todos debemos estar y participar. Y esa noche fue el mejor premio para quienes batallan día a día para formar a nuestras y nuestros pibes.