Eres el transparente corazón de las sonrisas Eres el transparente corazón de las sonrisas El cielo interminable que nunca se rompe Y la dulce luz que viste la piel...

Eres el transparente corazón de las sonrisas



Eres el transparente corazón de las sonrisas

El cielo interminable que nunca se rompe

Y la dulce luz que viste la piel de mis noches


Y bailo
Bailo
Dentro de tus ojos
Aunque muchas veces muera
Muera feliz y libre entre tus brazos

Y los años y sus fronteras inventan nuevas playas y algunas ruinas
Mientras tus manos dibujan el corazón de todas las montañas

Nuestros abrazos libres crecen dentro del silencio
Y no hay tiempo ni mentira que pueda vencernos

Somos algo más que un hombre o una mujer
Que un mapa o un sueño

Cuando la noche y el verano nos escucha
No hay niebla ni lluvia que pueda sentir nuestro amor
Ni pasión que pueda vivirse
Que pueda beberse
Si hoy somos capaces de olvidar
Tantas palabras y años
Tanta marchita y cansada desnudez


Antonio Marín Segovia

18 de octubre de 2005



En tu nuca


Mis manos necesitan
Urgentemente anhelan soñar
Y mis dedos quieren perderse
Entre tus cabellos

Tu rostro duerme cerca de mi pecho
Adornado con las ardientes lluvias
Con las tormentas salvajes del otoño

Cerca de tu vientre
Mis palabras pueden verte
Aunque alguna vez
Me llene de sombras
Y las ventanas se cansen de saludarme

No hay laberinto ni tormenta invencible
Para los que se visten de pasiones día a día
Mientras sus lenguas buscan desesperados el tesoro
Que hay cuando volvemos a ser niños
Tan redondos como un sol
Tan desnudos como una ventana en pleno verano


Antonio Marín Segovia

Gracias por vuestra gentileza...

16/11/05